"Su norma y modelo es el ejemplo de Cristo, el Señor y el Maestro , que está en medio de sus discípulos como el que sirve"
(cf. Jn 13, 13-15; Lc 22, 24-27)

La Regla de Vida, en su número 107, se refiere de este modo al servicio de la autoridad. Este sentido es el que se encuentra en la base del pequeño símbolo que acompaña estas jornadas: las manos , abiertas, claras, expresan la diakonía, apertura y disponibilidad a la que está llamado el ministerio de la autoridad. Manos que dejan ver cómo Cristo es la base de todo servicio y de toda autoridad. El corazón nos habla de acogida, cordialidad, escucha. La Cruz de entrega generosa y desinteresada, de servicio hasta las últimas consecuencias, incluso a veces incomprendido, pero también gozoso.

.-Exit